ENEO 2017

Con el objetivo de debatir y dialogar en torno a aspectos de interés e impacto a los empresarios de la región, se realizó la segunda versión del Encuentro Empresarial de O’Higgins (Eneo), actividad organizada por la corporación Pro O’Higgins, que contó con la presencia de destacados expositores y se realizó en el centro de conferencias del casino Monticello.

Respecto a la importancia de realizar este tipo de espacios, el presidente de Pro O’Higgins, Tony Gunkel destacó que el encuentro “se ha transformado en un llamado regional para liderar, porque nosotros estamos comprometidos con el desarrollo productivo de la región en distintos ámbitos”, y afirmó que “esto viene a ratificar nuestro compromiso en la región”.

“Las empresas socias de la corporación Pro O’Higgins asumimos el liderazgo de llevar adelante, desde el sector privado y también en conjunto con el sector público, en aquellos temas que nos interesan”, detalló Gunkel.

Según el presidente de Pro O’Higgins, la segunda versión de instancia sirvió para “entre distintos actores regionales, para mirar qué está ocurriendo ahora y hacia dónde va la región”. En tanto, valoró que la versión anterior permitió “tomar el pulso a la región, qué estaba pasando. También hicimos encuestas, donde pudimos percibir cuáles eran las inquietudes y vimos un despertar en la región”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bernardo Larraín, valoró la realización de encuentros entre empresarios. “Creo que estas instancias de conversación, de diálogo, de discusión de propuestas son extremadamente importantes, sobre todo cuando se hacen en regiones”, detalló.

Asimismo, destacó que desde el organismo empresarial aprovecharon la ocasión para hacer “un llamado a todos los empresarios de regiones a sumarse a esta causa tan importante que es validar la actividad empresarial en el proyecto de desarrollo nacional”.

Larraín destacó también la invitación a formar parte de la agenda ‘Más simple es mejor’, la cual “tiene por propósito promover propuestas de simplificación regulatoria”, para las empresas.

El presidente de Sofofa aclaró que el programa impulsado por la entidad “no implica bajar estándares regulatorios, no implica una relajación regulatoria, sino que más bien que funcionen mejor las regulaciones, que tiendan a una mayor simplicidad, que los proyectos, por ejemplo, no requieran 500 permisos para desarrollarse, que haya ventanillas únicas, en fin”.

La actividad contó con la presencia de cerca de 800 empresarios de la región de O’Higgins y del país.
Fuente: Diario El Tipógrafo